Míticas bandas del jazz catalán desfilan por el Festival este fin de semana

  • La veterana banda La Vella Dixieland conmemora sus 40 años de trayectoria con concierto matinal el sábado.
  • La Locomotora Negra celebra 50 años de recorrido en un nuevo escenario del Festival, el Teatre Principal.
     
  • El histórico saxofonista Jean Toussaint regresa a Terrassa con un cuarteto de lujo en el Patio exterior de la Nova Jazz Cava, domingo.
  • Agotadas las localidades para todos los conciertos del fin de semana.

 

Se acerca un fin de semana trepidante en Terrassa y comarca con un programa que presenta hasta 8 conciertos repartidos en 7 escenarios diferentes. Esta nueva tanda del Festival arranca con prácticamente todas las localidades agotadas.

Las circunstancias pandémicas impidieron que La Vella Dixieland pudiera celebrar el 40

Aniversario en 2020. Finalmente, el pasado 30 de abril estrenó nuevo proyecto que

Conmemora esta trayectoria, con el título "40+1". Aprovechan el aniversario para a tres nuevos talentos que destacan por su juventud y proyección: Irene Reig al saxo alto, Pablo Martín al trombón y Joan Mar Sauqué a la trompeta.

Una de las orquestas veteranas de los escenarios que recala una vez más en Terrassa donde se la ha podido escuchar en 68 ocasiones. La historia de La Vella Dixieland y del Festival Jazz Terrassa va en paralelo.

El Patio exterior de la Nova Jazz Cava acogerá este concierto en una nueva sesión matinal (12h) que será retransmitida en directo por el Canal Youtube de la Nova Jazz Cava y por Canal Terrassa. El mismo escenario acogerá domingo el concierto de Jean Toussaint Quartet que lidera uno de los saxofonistas tenores destacados de la historia reciente.

Natural de Saint Thomas, en las Islas Vírgenes (EEUU), Jean Toussaint se da a conocer a principios de los años 80 cuando el tótem de la batería Art Blakey le propone formar parte de los legendarios Jazz Messengers. Fue el inicio de una gloriosa trayectoria con compañeros de generación como Terence Blanchard, Donald Harrison o Mulgrew Miller y con históricos del jazz de la categoría de Gil Evans, McCoy Tyner o Wynton Marsalis.

El pasado mes de marzo es cumplían 37 años del concierto que los Jazz Messengers de Art Blakey, con Jean Toussaint al saxo tenor, celebraba en el antiguo Cine Rambla egarense, en el marco del 3r FJT.

 

Una despedida entrañable

La tarde de domingo en el Teatre Principal se prevé emocionante. Con las localidades agotadas desde hace días y pese a las restricciones de aforo, cerca de 350 espectadores presenciarán uno de los últimos conciertos de la orquesta decana del jazz catalán, La Locomotora Negra.

La trayectoria de esta poderosa big band está muy vinculada a la ciudad de Terrassa donde precisamente celebraron su segundo concierto, el 6 de marzo de 1971 en Amics de les Arts i Joventuts Musicals, un mes después de su estreno en Barcelona. Desde entonces, la veterana formación ha celebrado 81 conciertos en Terrassa en 9 escenarios diferentes. Como curiosidad, durante los últimos 24 años han actuado en la ciudad ininterrumpidamente, ya sea durante la Temporada Estable en la Nova Jazz Cava como en el Festival Jazz Terrassa. En memorables y tradicionales se habían convertido sus conciertos matinales del Parc Vallparadís donde la célebre big band ha abierto el programa de todos los Picnic Jazz durante 21 años consecutivos, de 1999 a 2019!

Tres Premios Jazz Terrasman: No es habitual poder disfrutar de tres Premio Jazzterrasman en un mismo escenario. Josep Mª Farràs (2005), Ricard Gili (2008) y Big Mama (2015) cuentan con la distinción que concede el Festival en reconocimiento a su trayectoria musical y la vinculación con el Club de Jazz egarense. El genuino trompetista terrassense y la gran dama del blues catalán serán los invitados estelares de un concierto que se prevé memorable.

De sonoridad potente y agresiva, Josep Mª Farràs posee una amplia versatilidad estilística que le ha permitido colaborar con formaciones de jazz tradicional y con grupos más próximos al bebop. Sin abandonar nunca la condición de amateur, ha sido un modelo para estudiantes y profesionales de generaciones posteriores. Por su parte, Big Mama cuenta con una trayectoria profesional de más de 30 años. Su talento y perseverancia la han llevado a firmar más de 20 títulos discográficos, colaborar en una larga lista de álbumes y tocar en incontables festivales y sales de diferentes países.